Seguidores

Mi sala

domingo, 26 de diciembre de 2010

Focha Común

 La Focha Común (Fulica atra)  Son un tipo de aves con plumajes oscuros, pico fuerte con escudete frontal ambos de color blanco. El cuerpo mide entre 36 y 42 cm de largo. Patas largas con dedos lobulados. Palustres, nadan bien pero tienen un vuelo débil. Pueden alcanzar fácilmente los diez o doce años, y excepcionalmente se han comprobado edades muy superiores.
 Gregarias y compatibles con otras aves durante otoño e invierno, se vuelven territoriales y muy agresivas en el periodo de celo y nidificación.
 Se alimenta de plantas acuáticas, semillas y hierbas. También, de un modo más ocasional, consume pequeños invertebrados como insectoscaracoles y gusanos. No es extraño que atrape renacuajos. Come en campos inundados, charcas, arrozales o en la orilla de los lagos y ríos. Excepcionalmente se sumerge para conseguir el sustento que no encuentra en tierra.
 Nidifica en sólido nido de carrizos flotantes o varado en ramas medio sumergidas. Puesta en enero-mayo de 5-6 huevos ocres con puntos negros. Incuban durante 21-24 días ambos padres, y alimentan a las crías nidífugas, pues abandonan el nido a los 4 días y se independizan a las 8 semanas.
Son unas aves muy resistentes y fuertes, poco propensas a contraer las enfermedades típicas de las aves acuáticas. Se ha descrito una malformación de las patas en los polluelos de origen congénito.

4 comentarios:

  1. Salva, aprovecho el comentario para desearte unas felices fiestas junto a tu familia y amigos.
    ¿dónde la cazaste en el Salobral?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Bonitas fotos Salvador, esta especie para mi es la más fotogénica de las aves acuáticas. Felices Fiestas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Felices Fiestas, Salvador, muy buena la serie

    ResponderEliminar
  4. La primera foto es acojonante. Es difícil diferenciar si es una foto o es un cuadro típico de paisaje otoñal de éstos que abundan por los salones de las casas de tu pueblo que es el mío. Acompañados como no de los todavía más clásicos vasos de licor de duralex verdes u ocres (según si fueron comprados en los 60 o los 70) y para completar el trío la-la-lá los superclásicos tapetitos de ganchillo.

    Ahora fuera de coña, todas las fotos, pero esa especialmente es flipante. Supongo que tiene que ser uno de esos momentos especiales a la caída de la tarde en los que todo está como debe estar, en el lugar exacto y el momento preciso. Los tonos cálidos, el nado suave de la flocha, da calorcito sólo de verla porque parece que estás viendo una de estas películas de los domingos por la tarde de canal sur pegao al braserito con una copa de Rosoly y una bandeja de pestiños al lado. Quien iba a decir que esos paisajes no están en Carolina del Norte, Oregón o Kentucky si no que están a media hora en coche.

    Te repito lo que te dije la otra vez, es una labor acojonante la que haces porque más allá de la calidad de las fotografías que según dicen los que saben del tema son cojonudas, más allá de la curiosidad de ver aves en instantes mágicos( por cierto coincido con José Manuel en la mirada de mala hostia que tiene el águila,igualita que la que tenía mi padre la primera vez que me vió fumando desde lejos, te digo yo que una mirada así aunque te la echen desde 100 metros parece que la tienes a 10 cm). A lo que iba, que más allá de todo eso está el hecho de que nos das la posibilidad de valorar la riqueza natural que tenemos y de la que al menos yo, no era consciente hasta que empecé a ver tu blog.

    Cuando me preguntaban amigos míos de fuera que les gusta la naturaleza sobre como estaba la zona esta siempre les respondía lo mismo: "¿Mi pueblo? Olivos, olivos y más olivos. Una orgía de olivos. Vamos, lo que viene siendo un coñazo para la vista". Ahora podré sacar pecho de riqueza natural, que aunque no sea directamente nuestra, es como si lo fuera porque es de Zuheros que para eso es colonia menciana. Eso sí, por lo que tengo entendido los mesones de Zuheros no son precisamente libres de impuestos.

    ResponderEliminar