Seguidores

Mi sala

jueves, 17 de febrero de 2011

carbonero común (Parus major)


Los carboneros comunes siempre son activos, tanto si se trata de buscar comida en invierno, como de descubrir, a partir de febrero, una cavidad para construir el nido. En la mala estación vagan en pequeños grupos ruidosos, a los que se unen otros pájaros, como trepadores, agateadores, reyezuelos e incluso, a veces, el Pico Picapinos. Se distinguen por su vivo plumaje, en el que se mezclan amarillo brillante, blanco puro, negro lustroso y verde oliva.
 Identificación: Cabeza y cuello negro brillante; mejillas blancas; con una banda negra que desciende por el pecho amarillo; dorso verde; sexos iguales 
 Nidificación: A menudo cría en agujeros de árboles o de muros, pero frecuentemente utiliza cajas anideras; ambos sexos aportan el material para el nido, especialmente musgos, con pelo o plumón como revestimiento; la puesta tiene lugar en abril-mayo; de 8 a 12 huevos blancos manchados de pardo rojizo; incubación, sólo por la hembra, de 13 a 14 días; los pollos son cebados por los dos progenitores y vuelan después de unos 20 días.Alimentación: Principalmente insectos, incluyendo orugas, pulgones, cóccidos; algunas yemas, frutos y semillas.
El Carbonero Común, Parus major, es el más abundante de los páridos que viven en la Península Ibérica. También es el de mayor tamaño y actitudes más agresivas y vivaces. Fácil de identificar, llama en seguida la atención el negro lustroso de la cabeza con un tono ligeramente azulado que se extiende por la nuca y hacia adelante formando un collar. El mentón y la garganta son de intenso color negro, extendiéndose por el centro del pecho y vientre. Los carrillos son blancos y las partes inferiores amarillas. La espalda es verdosa y antes de alcanzar la nuca hay una ligera mancha amarillenta. También en las puntas de las plumas del dorso hay matices gris-azulados. El obispillo es grisáceo y las alas tienen las primarias y secundarias negras, pero con bordes azules. En las alas se aprecia bien una franja blanca formada por las puntas de las cobertoras, que son gris azuladas. La cola es azulada y negruzca, teniendo la pareja exterior de rectrices los bordes blancos y una mancha blanca la penúltima.

9 comentarios:

  1. Buena serie. Supongo que lo pillarías en la sierra
    ¿no?.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola compañero. Bonita pillada de este carbonerillo. Buena nitidez y colorido. Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  3. Buenas fotos, con lo que se mueven no es tan facil, y buenos comentarios, muy detallados

    ResponderEliminar
  4. Qué ojazo tienes colega! Precioso el carbonero, muy común en Navarra.. Dale duro, que es un lujo disfrutar de tu trabajo. Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Que bonito!!! Mis felicitaciones por este blog tan interesante. Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola salvador me alegro mucho de poder compartir nuestro amor a la naturaleza y a estos seres alados que para mi no solo es afición es una terapia que hace que luche cada dia por intentar ayudar a su supervivencia,enhorabuena y por supuesto no solo estas en blogs que sigo, añado tu blog a mis lista para que puedan conocerte mejor,saludos

    ResponderEliminar
  7. bonita serie salvador ya se nota que se acerca la primavera los pajarillos empienzan a tener mas actividad un saludo

    ResponderEliminar
  8. Un ejercicio de enfoque fabuloso a pesar de lo complicado que lo tenias con las ramas,bonito pájaro.Buen trabajo Salva.saludos.

    ResponderEliminar
  9. Buenas Salvador, unas fotos muy naturales del carbonero, la verdad es que nos empeñamos en sacar fondos limpios y fotos perfectas y de forma natural eso no se produce. Un abrazo

    ResponderEliminar