Seguidores

Mi sala

viernes, 18 de marzo de 2011

El vuelo de la Culebrera, ya las tenemos aquí.

 En nuestros campos el temor a los reptiles todavía esta bien enraizado en las gentes, pero ¿cuantos de nuestros campesinos conocen a la culebrera? Para los no especialistas no es mas que un ratonero de tintes claros, una dañina «rapaz».
La Culebrera Europea llega a nuestro país en marzo y abril cuando la temperatura se hace más cálida y las culebras y víboras abandonan su letargo invernal. ¿Está inmunizada contra el veneno de las víboras esta rapaz robusta, de grandes y brillantes ojos amarillos? No se conoce la respuesta, pero hace falta ver como cae del cielo sobre una serpiente enroscada en la arena de un camino, la reduce a la impotencia y se la engulle, empezando por la cabeza, para reconocer su habilidad y apreciar su técnica.
 La Culebrera Europea Circaetus gallicus pertenece al grupo que podemos llamar águilas de mediano tamaño. Los adultos de esta especie tienen un llamativo plumaje de forma que sus partes superiores de color marrón grisáceo oscuras contrastan mucho con las inferiores blancas y finamente ondeadas de marrón. La cola, bastante larga tiene tres barras transversales oscuras bien distintivas. Las plumas primarias de las alas son negras y las secundarias marrones. El vientre es blanco y lo mismo las plumas infracobertoras caudales (bajo la cola). Tienen los ojos de color amarillo anaranjado, muy grandes y brillantes y la cera del pico y las patas gris muy claro. El pico es negro en el extremo y azulado en la base. La hembra es similar en plumaje al macho, pero su tamaño es un poco mayor. Los carrillos, la garganta y el pecho son marrones, dándoles el aspecto de encapuchados.Los inmaduros son muy parecidos a los adultos, pero más pálidos y con más blanco en la nuca. La garganta y el pecho son de color marrón rojizo pálido y el resto de las partes inferiores blancas oscurecidas con un ligero tinte marrón. Los ojos son amarillos, muy brillantes y la cera y las patas gris pálido. Este plumaje llega a ser como el de los adultos al alcanzar los dieciocho meses de vida.
Los plumajes descritos arriba son los que podríamos considerar como la forma tipo. Cuando este águila es vista en vuelo y a distancia parece totalmente blanca y sólo destaca el color oscuro de la garganta y el pecho y las plumas primarias negras. Algunas tienen el pecho de color chocolate muy oscuro y mucho más marcadas las rayas ondeadas de color marrón bajo las alas y el cuerpo, recordando algunos individuos el plumaje de un Abejero Europeo Pernis apivorus. Otras, que son menos comunes, tienen la cabeza blanca y las partes inferiores apenas muestran marcas oscuras, conservando, sin embargo, las negras primarias. El cambio en los plumajes y esta variedad en el tono de la coloración, se consideran como de origen clinal, pero más bien parece que estas variaciones no son ajenas a la edad de los pájaros.
La Culebrera Europea es un pájaro de tamaño medio con alas bastante largas lo mismo que la cola, pero su característica más llamativa puede que sea la ancha y redonda cabeza como de búho y el pequeño pico. Las uñas de las patas son cortas y no tan afiladas como en la generalidad de las demás aves de presa. Las largas patas están recubiertas con fuertes escamas exagonales, sin duda una adaptación adecuada para evitar las mordeduras de las serpientes que constituyen su principal alimento.
Su vuelo es potente y majestuoso, cerniéndose continuamente sobre las cumbres de las montañas o a lo largo de laderas de colinas, con frecuencia dejando las patas colgando y doblando la cabeza hacia abajo como tratando de descubrir en el suelo alguna presa. Estos caracteres son inconfundibles y quien ve un águila de esta especie por primera vez no olvida esta silueta.Vive fundamentalmente en campo abierto con algún arbolado, laderas de montañas con arbustos y monte bajo. Rara vez se la puede observar en un espeso bosque, donde su oportunidad de caza es mínima, pues los reptiles se exponen solamente en lugares soleados. La mayoría de las capturas de presas las efectúan como consecuencia de planeos a no mucha altura. Cuando vuelan a lo largo de laderas dan la impresión de hacerlo desganadamente y se desplazan moviendo suavemente las alas. Al cazar, el vuelo no suele alcanzar una altura superior a los 30 metros. Sin embargo, en ocasiones se la puede observar lanzándose desde mucha mayor altura sobre una presa, lo que supone poseer una gran agudeza visual. En los días que preceden a la reproducción y después, antes de emigrar a Africa, si uno de los dos adultos captura una culebra, como con frecuencia vuelan juntos, el otro se posa en el suelo también cerca de la presa. Estas, si son pequeñas, las coge vivas, volando luego con ellas hasta un posadero, donde las devora. Si las culebras capturadas son grandes las mata en el suelo de un fuerte picotazo antes de volar con ellas. Normalmente, las culebras atacan al águila pretendiendo morderla en los muslos, pero éstos están muy bien emplumados y la protegen, sobre todo si se trata de víboras. Cuando la culebra es pequeña, la traga en un momento. Incluso en vuelo la mata y deglute con gran habilidad, empezando por la cabeza. Con frecuencia se la puede ver volando con un reptil entre las patas al que da continuos picotazos. El tamaño de los reptiles no es obstáculo para el águila, que muchas veces deglute culebras de longitudes exageradas. Al cazar está tan entregada a su tarea que nada le inquieta, ni siquiera la presencia del hombre.
Fuera de la época de cría es muy silenciosa, pero en ocasiones emite una serie de sonidos sibilantes ciertamente musicales. A veces, cuando planea cerca del nido, lanza un grito que resulta semejante al del Busardo Ratonero Buteo buteo, pero quizá menos áspero y más musical: «¡pieuu-pieuu !». Más áspera y repetida es su voz de alarma, un grito como « ¡páup-páup!»
Ya se ha indicado algo de su alimentación al hablar de la forma habitual de caza, que parece se centra fundamentalmente en los reptiles, sobre todo culebras y algún lagarto. También captura pequeños mamíferos hasta el tamaño de un conejo y más ocasionalmente pájaros. Puede estimarse que un 90% de su dieta está constituida por culebras, un 4% por lagartos y el 1% de pequeños mamíferos.
Amigos aquí os dejo esta serie de esta preciosa rapaz que ya las tenemos por aquí y que espero poderla seguir fotografiándola e intentar hacer la foto que siempre he querido hacer y que aún no he hecho todavía. 
Un saludo a todos y muchas gracias por vuestras visitas y comentarios.

10 comentarios:

  1. Son muy buenas las fotos, creo que no he visto nunca ninguna de esta especie, saludos

    ResponderEliminar
  2. Preciosas fotos y bien documentadas, todo un privilegio el poder hacer estas fotos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante amigo!! La he visto varias veces cernirse en busca de presa por los cielos navarros, pero nunca con este detalle.. Gran trabajo!

    ResponderEliminar
  4. Excelene serie, el ojo de la segunda foto es perfecto, un buen trabajo. Felicidades.

    ResponderEliminar
  5. Es impresionante, tanto el plumaje como, sobre todo, los ojos. Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Fotos impresionantes de la Culebrera, felicitaciones!
    Saludos, Wout

    ResponderEliminar
  7. buena serie yo estube intentando pillarlas el viernes cuando llegaban de africa pero aunque pasaron muchas lo hiciero lejos un saludo

    ResponderEliminar
  8. Una serie fabulosa..todo un lujo para la vista.Precioso ejemplar.Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Salva. En verdad que te salieron bien las fotos de la culebrera. Felicidades y un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Vaya serie Salva!! preciosas fotos de la preciosa culebrera. Saludos!!

    ResponderEliminar