Seguidores

Mi sala

jueves, 28 de junio de 2012

El principe de los Cielos Subbéticos

 Bueno amigos como no iba a poner otra entrada por lo menos de esta preciosidad de rapaz como es este macho de Aguila Perdicera,  El Principe de los cielos Subbéticos como yo la llamo, en la primera entrada explique de alguna manera mi vivencia con ella, lo mucho que disfruté y algunas otras cosas más, ahora voy a poner algo más sobre ellas, espero que os guste la serie.

En la época en que los conejos de monte eran más abundantes en los campos, las perdiceras no tenía apenas dificultades para conseguir comida.
 La mixomatosis ha disminuido considerablemente los efectivos del conejo de monte y el Aguila-azor Perdicera se ha visto obligada a cambiar su menú. Las perdices rojas, las grajillas,las palomas, por su abundancia, y los reptiles son ahora las presas corrientes, aunque también captura mamíferos y otras aves de talla media.

 La pareja, muy unida, no se separa apenas durante el año y es frecuente observar dos aves, macho y hembra, recorriendo largas distancias, dispuestas a sorprender a la joven Paloma Torcaz, aun inexperta, o al Alcaraván.

 El Aguila-azor Perdicera una rapaz de cría muy precoz; año tras año ocupan el mismo nido, añadiendo material cada vez, de modo que llega a convertirse en una enorme masa de ramas de más de dos metros de longitud, cuya cubeta recubren con hojas frescas, y en la que comienzan la cría casi en pleno invierno. Si las condiciones de alimentación son buenas, suelen criar dos pollos.

Identificación:Adultos, partes superiores pardo oscuro e inferiores blancas; debajo de las alas, oscuro con una banda negra desde el cuerpo al borde delantero; borde de ataque, blanco ( en el ala); cola con una ancha banda negra casi terminal. Los jóvenes son rojizos, ligeramente estriados por debajo y, con frecuencia, tienen una mancha negra en la muñeca.

 Nidificación: Nido voluminoso, de ramitas y ramas verdes, en una pared rocosa o árbol; puesta precoz ( enero-febrero) de 2 huevos blanco sucio sin manchas o con manchas pardo claro; incubación, sólo por la hembra, de unos 40 días; los pollos, alimentados por ambos padres, vuelan tras unos 70 días.

 Hábitat: Montañas y riscos.
 El macho adulto de la subespecie fasciatus, que es la que habita en la Península Ibérica, tiene la cabeza, el dorso y la espalda hasta el nacimiento de la cola, de color marrón oscuro negruzco en la mayoría de los individuos, con pequeñas manchas blancas debidas a la base blanca de las plumas. La cola es grisácea con un ligero tinte marrón, con una ancha banda subterminal negra y cinco o seis barras muy estrechas de color marrón oscuro. Las plumas primarias de las alas son muy oscuras, mucho más que el resto de las alas, y es nota muy distintiva aunque el águila las tenga bien extendidas. 
 La garganta es blanca con rayas parduscas. Las partes inferiores son blancas con un profuso moteado de manchitas en forma de gotas de color marrón oscuro o negro. La cola por debajo es a menudo algo más oscura, casi marrón grisácea, debido a la profusión de rayas muy finas. La parte inferior de las alas es marrón oscuro o negro desde el cuerpo hasta el vértice flexor, siendo más pálidas y finamente rayadas las plumas de vuelo, salvo los extremos de las primarias que son muy oscuros. El iris, la cera y los pies son amarillos. 
 Ambos sexos son semejantes en el color del plumaje, pero la hembra tiene un tamaño bastante mayor y el dorso no es tan oscuro, sino algo más pardo. Las águilas jóvenes tienen la cabeza de color marrón claro, lo mismo que el cuello, y ambas partes están muy rayadas de negro. Por encima son marrones, algo rojizas, no negruzcas como los adultos. Por debajo el color es más bien acastañado claro con rayas finas en el pecho. La parte inferior de las alas es parda, muy clara, incluso más que el cuerpo. La cola es marrón grisácea por encima con estrechas bandas marrones. En su segundo año este color se oscurece y se le aprecia una banda subterminal en la cola de color castaño, mucho más clara que en los adultos, lo mismo que el cuerpo, que es más claro, y el rayado se convierte en un punteado. En esta edad los ojos son marrones y la cera y los pies amarillos. El plumaje total de adulto lo adquieren a los tres o cuatro años de vida.
Bueno amigos aquí os dejo esta serie con algunas explicaciones sobre la especie espero que sea de ayuda y que os haya gustado.
Muchas gracias por vuestra visitas y comentarios.


Un abrazo a todos.

viernes, 22 de junio de 2012

La Carraca

 Amigos ahora quiero compartir con vosotros esta primera serie de la Carraca, con diferentes luces y posaderos, cada vez acercándome más, pero de momento esto es lo que tengo, espero que os guste.
 La voz de la Carraca no es precisamente agradable y a ella debe su nombre. Emite un sonido repetido, ronco y de bastante alcance ¡¡rrok-rok-rrok!! que resulta inconfundible y puede tener ligeras variaciones hasta un alto y fúnebre grito ¡¡kraa!!

En cuanto llegan a sus zonas de cría, las parejas de carracas se dedican a buscar la cavidad donde construirán su nido. El hueco de un árbol, la cavidad de un roquedo, un talud o un agujero en un muro son sus lugares predilectos. El ardor desplegado por el macho durante su magnífica parada nupcial, en la que se lanza hacia el cielo, voltea y hace piruetas, incita bien pronto a la hembra a comenzar la puesta.
 Al borde de los bosques, en las grandes alamedas bordeadas de árboles viejos o cerca de los espacios abiertos en la llanura, no es raro ver varias parejas de carracas que se establecen cerca unas de otras. Esta costumbre ha inducido a aventurar, erróneamente, la existencia de colonias, pero no existe tal en esta especie.
 Al recorrer en verano las llanuras arboladas del centro y sur de España, una brillante y coloreada ave atrae rápidamente nuestra atención: es la Carraca que, con sus vivos tonos azules y acastañados, más parece un elemento de la avifauna tropical que un habitante del continente europeo. Su belleza no la libra de la persecución humana, que en muchas ocasiones causa destrozos en esta especie, debido a la facilidad de localización, consecuencia de sus costumbres.







 Alimentación: Grandes insectos, pequeños reptiles, batracios, mamíferos.
Amigos aquí está el Guarda del Coto, siempre atento, jjj.




Bueno amigos esta es mi primera experiencia con esta preciosa ave, espero poder mejorar esta tomas, pero hasta ahora esto es lo que hay y quería compartirlo con todos vosotros, espero que os guste.
Un saludo para todos y muchas gracias por vuestras visitas y comentarios.


jueves, 7 de junio de 2012

Mochuelo Común

 Hola amigos, aquí os dejo esta entrada con el Mochuelo Común, una pequeña rapaz que me está costando un poco de trabajo hacerle una foto buena, bueno aquí os dejo algunas de las últimas tomas que le he podido hacer, espero que os guste.
He decidido poner diferentes posaderos, todos naturales y donde suelen posarse cada atardecer a última hora del día, más difícil aún poderle hacer buenas fotos sin flash, pero bueno, aquí está en intento.







Amigos detras de todas estas fotos hay unas pocas de horas, muchas veces volver al mismo sitio y nada, esperar a que llegen y nada, otro día más, pero bueno, la constancia al final tiene su fruto, aquí la prueba de ello, espero que os guste.
Muchas gracias por vuestras visitas y como no por vuestros comentarios.
Un abrazo para todos.